¡ …. A POR UN TROZO DE LA TARTA DE WHATSAPP !

Si primero fue Telegram (que, dicen, se diferencia de ella por su encriptación “más segura, basada en nube y fuertemente cifrada”) ahora son unas renovadas Snapchat y FireChat las que quieren apropiarse de una parte de la tarta de WhatsApp, que actualmente cuenta con unos 800 millones de usuarios.

Snapchat es una aplicación para dispositivos móviles que sirve para compartir imágenes que solo pueden verse durante un determinado periodo de tiempo.

FireChat, por su parte, ofrece la posibilidad de enviar mensajes privados sin conexión en tiempo real, algo interesante en conciertos y eventos multitudinarios donde las redes se saturan, o cuando viajamos en avión. Ver http://goo.gl/LnHcMG.

FIRECHAT. MENSAJERIA MÓVIL SIN INTERNET

Mensajería móvil que funciona sin Internet.

El concepto básico de la tecnología FIRECHAT es usar las radios inalámbricas incorporadas ya en todos nuestros móviles (al menos en los smartphones) para conectar teléfonos directamente entre sí; mucha gente cree que el wifi es Internet, cuando en realidad el wifi solo es la conexión sin cables a la “caja” que está conectada a Internet. FIRECHAT usa estos servicios para conectar directamente los teléfonos.

Entre otras novedades, ahora presenta la capacidad de enviar mensajes privados encriptados. Dos personas en una misma oficina, pero alejados, se pueden enviar un mensaje privado; el mensaje rebota en los teléfonos de la otra gente hasta hacerlo llegar al destinatario. En cierto modo, todos los teléfonos actúan como carteros entre nosotros, pero están “ciegos”: no pueden ver este mensaje y, por supuesto, no pueden leerlo; solo emisor y receptor pueden leer este mensaje privado. Es lo que en Estados Unidos llaman OM (mensajes offline o “fuera de línea”) en lugar de IM o SMS.