POR LO QUE PARECE, NO SÓLO ERA DENTAL EL BLANQUEO…

La cúpula directiva de la cadena de franquicias de las Clínicas dentales Vitaldent fue detenida ayer en Madrid en el marco de la operación “Topolino”, que investiga a los directivos de la cadena por delitos de blanqueo de capitales, fraude a la Hacienda Pública y fraude a los franquiciados.

Ernesto Colman el dueño de las clínicas Vitaldent exigía a sus franquiciados que le pagasen en metálico el 10% de lo acordado para la apertura (280.000 euros de inversión) y por el mantenimiento de la franquicia (5% de lo facturado y gastos de publicidad); el fraude se cifra en torno a los 10 millones de euros. Los franquiciados han confirmado que desde la matriz se les exigía parte del pago de los royalties por la franquicia en efectivo, en negro, lo que habría acelerado y provocado la investigación.

Según informa la Policía, los arrestados “formaban parte de un grupo organizado creado dentro de la estructura empresarial, diseñado para eludir el pago de impuestos a la hacienda pública”. Ernesto Colman blanqueaba las ganancias, por los tratamientos que los pacientes pagaban mensualmente en efectivo, en Suiza y Luxemburgo. Parte de ese capital retornaba a España para ser invertido en más de un centenar de inmuebles y fincas rústicas. En la operación se ha incautado un avión valorado en 1 millón de euros y 36 vehículos de lujo, además de prohibirse el poder disponer de 124 fincas repartidas por toda España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *