Los abonados de empresas de telefonía de cualquier país miembro de la Unión Europea que consienten el uso de sus datos a la operadora en su país, también consienten el que éstos sean utilizados en otros Estados miembros

(para facilitar información del abonado y para su inclusión en guías de abonados de otros Estados miembros)

En su sentencia de 15 de Marzo sobre el Asunto C-536/15 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) considera que el artículo 25.2 de la Directiva de Servicio Universal debe interpretarse en el sentido de que el concepto de «solicitud» comprende también a aquellas solicitudes de datos hechas por empresas establecidas en un Estado miembro (distinto de aquel en el que están establecida la empresa que asignan un números de teléfono a sus abonados) y que solicita la información de la que dispone la empresa asignataria del número de teléfono para prestar ella, a su vez, servicios de información sobre números de abonados y suministrar guías de abonados accesibles al público en ese Estado miembro o en otros.

Añade la sentencia, además, que dicha norma no hace distinción en función de que la solicitud de los datos relativos a los abonados se realice por una empresa establecida en el mismo Estado miembro o por una empresa establecida en otro Estado miembro distinto, debido a que su finalidad es garantizar la existencia de servicios de buena calidad accesibles al público en toda la UE a través de una competencia y una libertad de elección reales. Si la disposición sólo fuera aplicable a las solicitudes planteadas por empresas radicadas en el Estado miembro en el que están establecidas las empresas que asignan los números telefónicos a los abonados, sería contraria al objetivo de garantizar la disponibilidad en toda la UE de servicios de buena calidad, objeto principal del art. 25.2.

Finalmente, el TJUE se pronuncia al respecto de si las empresas deben obtener el consentimiento de sus abonados para el uso de datos en la publicación de guías telefónicas de manera diferenciada en función del Estado miembro al que dichos datos pueden ser transmitidos, en el sentido de que, cuando un abonado ha consentido en la transmisión de datos de carácter personal que le conciernan a una empresa determinada para su publicación en una guía pública de esta empresa, la transmisión de dichos datos a otra empresa ubicada en un Estado miembro distinto, que desee publicar una guía sin que dicho abonado haya renovado su consentimiento, no vulnera el contenido esencial del derecho a la protección de datos de carácter personal. No será preciso, pues, que la empresa solicite de nuevo el consentimiento del abonado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *