LIBRE CIRCULACIÓN DE DATOS NO PERSONALES EN LA UE

La Comisión Europea propone un nuevo Marco

Las nuevas medidas permitirán almacenar y tratar datos no personales en toda la Unión con el objetivo de potenciar la competitividad de las empresas europeas y modernizar los servicios públicos en un mercado único europeo de servicios de datos. Se considera que la eliminación de las restricciones relativas a la localización de datos constituye el factor fundamental para que la economía de los datos pueda duplicar su valor y alcanzar el 4 % del PIB en 2020.

La economía digital de Europa sigue estando muy dividida en función de las fronteras nacionales, lo que supone un freno para el crecimiento digital europeo en su conjunto. La propuesta, junto con las normas sobre protección de datos personales de la UE, permitirá la libre circulación de datos de todo tipo en el mercado único lo que facilitará que las pymes y las empresas emergentes puedan desarrollar nuevos servicios innovadores y acceder a nuevos mercados; si se quiere que Europa triunfe en la nueva era de la economía digital se necesitan reglas firmes y previsibles que regulen la circulación de datos. Los ciudadanos y las empresas gozarán de mejores productos y servicios a medida que aumenten los datos disponibles para la innovación basada en los datos. La eliminación de obstáculos a los flujos transfronterizos de datos es fundamental para una economía de los datos competitiva en Europa.

Para la libre circulación de datos no personales se plantea un marco claro, comprensible y previsible, que ha de contribuir a formar un mercado de servicios de almacenamiento y tratamiento de datos en la UE que sea más competitivo y esté más integrado.

El nuevo marco propone:

El principio de libre circulación transfronteriza de los datos no personales: los Estados miembros ya no podrán obligar a las organizaciones a realizar el almacenamiento o tratamiento de datos dentro de sus fronteras. Solo se justificarán restricciones que respondan a razones de seguridad pública. Los Estados miembros deberán notificar a la Comisión los nuevos requisitos de localización de datos, así como los ya vigentes. La libre circulación de datos no personales permitirá a las empresas operar en varios Estados miembros de forma más fácil y barata, puesto que no se verán en la obligación de duplicar los sistemas informáticos ni de almacenar los mismos datos en varios lugares.

El principio de disponibilidad de los datos para el control reglamentario: las autoridades competentes podrán ejercer sus derechos de acceso a los datos donde sea que se almacenen o traten dentro de la UE. La libre circulación de los datos no personales no afectará las obligaciones a las que están sujetas las empresas y otras organizaciones de proporcionar ciertos datos para fines de control reglamentario.

La elaboración de códigos de conducta de la UE para eliminar obstáculos al cambio de proveedor de almacenamiento en la nube y a la migración de datos al sistema informático del usuario.

Las nuevas normas reforzarán la seguridad jurídica y la confianza de las empresas y organizaciones. También permitirán la creación de un auténtico mercado único europeo de almacenamiento y tratamiento de datos, y por lo tanto de un sector de la nube europeo que sea competitivo, seguro y fiable, así como la reducción de los precios para los usuarios de los servicios de almacenamiento y tratamiento de datos.

El objetivo de las nuevas normas es aumentar la confianza, por lo que se espera que las empresas utilicen más servicios en la nube y no tengan dudas a la hora de acceder a nuevos mercados. También podrán trasladar sus recursos informáticos internos a las ubicaciones que resulten más rentables. Las nuevas medidas complementan la legislación sobre protección de datos personales y suponen un paso más hacia un espacio europeo de datos que opere de manera efectiva.

(Fuente: Comunicado de Prensa de la Comisión Europea)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *