Informe Consejo Ministros 23/6/2017, sobre el Anteproyecto de Ley Orgánica de Protección de Datos Personales

Dentro del proceso estatal de modificación normativa que el Reglamento Europeo de Protección de Datos ha originado en los estados miembros, España ya está en camino de tener una nueva Ley Orgánica de Protección de Datos.

El 23 de junio de 2017 el Consejo de Ministros emitía un breve Informe sobre el Anteproyecto de Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, en el que se destacan las novedades que la futura LOPD va a traer consigo en el tratamiento y protección de los datos personales de las personas físicas.

En ese Informe el Consejo ha remarcado que la nueva LOPD incide especialmente en:

  • El tratamiento de los datos de personas fallecidas, en atención a los requerimientos de los herederos.
  • Excluir el “consentimiento tácito” “(…) debiendo ser expreso y afirmativo…
  • En aras al Principio de calidad de los datos, se regula la presunción de exactitud y actualización de los datos, cuando éstos sean recogidos directamente del interesado.
  • La edad de un menor para otorgar consentimiento se establece en los 13 años, y no en los 14 años actuales, en un intento por adaptar el sistema actual a lo previsto en otros estados vecinos de la Unión, y como así lo recoge el Reglamento Europeo.
  • El criterio de transparencia que regirá en lo referente a “…los sistemas de información crediticia, la videovigilancia, las listas Robinson, la función estadística pública y las denuncias internas en el sector privado.
  • La regulación exhaustiva de los derechos reconocidos al titular de los datos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, portabilidad y limitación del tratamiento.
  • Se amplía el marco de utilización del bloqueo de datos como herramienta que garantice la disponibilidad de los mismos para un tribunal, el Ministerio Fiscal u otras autoridades competentes (AEPD), ante la posible necesidad de acreditación para la exigencia de responsabilidades derivadas de su tratamiento, evitando su posterior manipulación, borrado o cualquier actuación destinada a encubrir un posible incumplimiento de lo previsto en la normativa de aplicación.

Todas las modificaciones contenidas en la nueva Ley Orgánica, desembocarán en la modificación de las normativas vinculadas que desarrollan la actual Ley Orgánica 15/1999 (concretamente el Real Decreto 1720/2007): se busca la coherencia de los extremos modificados con la implantación efectiva de los cambios en los tratamientos realizados.

Junto con las modificaciones previstas se suma el desarrollo, por parte de la Agencia Española de Protección de Datos, de las competencias directamente asignadas por el ordenamiento jurídico español, y las recogidas en el Reglamento Europeo, dando paso en los próximos meses a un nuevo escenario normativo para la Privacidad y la Seguridad de la Información, en general, y para la Protección de Datos de carácter personal, en particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *