EL POSIBLE “NO DERECHO AL OLVIDO” DE LAS PERSONAS QUE EJERCEN UN PAPEL EN LA VIDA PÚBLICA

El derecho al olvido no se aplica de igual manera a las personas que ejercen un papel en la vida pública. Ya en la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo (del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen) se establece que el derecho a la propia imagen “no impedirá su captación, reproducción o publicación por cualquier medio, cuando se trate de personas que ejerzan un cargo público o una profesión de notoriedad o proyección pública, y la imagen se capte durante un acto público o en lugares abiertos al público, ni tampoco cuando predomine un interés histórico, científico o cultural relevante”.

Este puede ser, por ejemplo, el caso reciente de la Infanta Cristina de Borbón, que tuvo una gran trascendencia en la opinión pública dada la gravedad y la actualidad de los hechos, que acabó con su marido -Iñaki Urdangarín- condenado a seis años y tres meses de prisión y a que ella, a pesar de haber sido absuelta de delito fiscal, tuvo que abonar una importante cantidad al atribuírsele la participación a título lucrativo.

De llegar a solicitarlo en un futuro, quizá a la Infanta no se le llegue a reconocer el derecho al olvido de todas las filmaciones del “caso Nóos” (entre ellas, las imágenes de la Infanta sentada en el banquillo de los juzgados de Palma de Mallorca) debido a que -siendo quien es- podría considerarse un hecho de interés histórico, amén de que las imágenes fueron captadas con su conocimiento y en lugares públicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *