El PNR… ¿un mal necesario?

El Parlamento Europeo adoptó ayer por una amplia mayoría (461 diputados a favor, 179 en contra y 9 abstenciones) la puesta en marcha de un sistema europeo de registro de los pasajeros de vuelos (PNR, Passenger Name Record) que prevé recoger y compilar de forma armonizada en cada uno de los 27 países -Dinamarca está excluida- toda una serie de informaciones sobre los pasajeros que se dan en el momento de la reserva, y que las aerolíneas tendrán que transmitir a unas autoridades nacionales responsables de su puesta en común (informaciones que tienen las aerolíneas desde el momento en el que se hace una reserva, como el nombre, las fechas de viaje, el itinerario o la modalidad de pago).

Sólo podrán utilizarse para investigar una lista restringida de delitos graves, como el terrorismo.

El vicepresidente, Frans Timmermans, y el comisario de Interior, Dimitris Avramopoulos, destacaron que los “atroces atentados terroristas” de París y Bruselas evidenciaron que Europa necesita dar una “respuesta común” y tomar medidas concretas para combatir ese fenómeno, y que la directiva del PNR será “una importante contribución”. Indican también, que la directiva no sólo mejorará la seguridad de los ciudadanos, sino que paralelamente incluye “salvaguardas” para garantizar la privacidad y la protección de datos personales.

En otro comunicado, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, hizo hincapié en la aprobación del PNR en paralelo al paquete sobre la protección de los datos personales, e indicó que esas votaciones “son pasos cruciales para los ciudadanos europeos, su seguridad y la protección de su privacidad” y que “la seguridad de los ciudadanos europeos nunca se puede hacer en detrimento de sus derechos y libertades”.

Timothy Kirkhope, el ponente británico del informe, dijo que entendía las reservas que suscitó el texto durante su larga tramitación -el proyecto data de 2011-, sobre todo por la intromisión en la privacidad que supone la recogida y el almacenamiento de datos personales, pero explicó que la propuesta “incluye salvaguardas” y “es proporcionada en relación a los riesgos”.

Por tanto…

¿Qué es el PNR?. Una recopilación única de datos, creada al reservar un vuelo.

¿Cuándo entregan los datos las aerolíneas?. Entre 24 y 48 horas antes de la hora programada para el despegue. Y nada más terminar el embarque, cuando todos los pasajeros están a bordo, el avión se dispone a despegar y es imposible subir o bajar de la aeronave.

(879 millones de pasajeros transportados en los 28 países de la UE en 2014).

Salvaguardas en material de protección de datos: La Unidad de información de pasajeros designará a un responsable de la protección de datos para controlar el tratamiento de los datos PNR y aplicar las garantías oportunas. Tras los seis meses iniciales, el acceso al paquete completo de datos PNR -que permite la identificación inmediata del individuo concernido- sólo se autorizará bajo condiciones muy estrictas y limitadas.

Las Unidades de información de pasajeros tendrán que mantener registros de todas las operaciones de recogida, consulta, divulgación y supresión de datos PNR.

Queda explícitamente prohibido el tratamiento de datos personales que revele el origen racial o étnico, las opiniones políticas, las creencias religiosas o filosóficas, la pertenencia a un sindicato, la salud, la vida sexual o la orientación sexual de una persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *