“CCO” NO SON LAS SIGLAS DE NINGÚN SINDICATO AL QUE LE FALTA UNA LETRA…

… ni una fórmula química. Es la solución, y el correcto modo de proceder, para evitar sanciones de, al menos, 1.000 euros por parte de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), ya que el envío de una misma comunicación (vía e-mail) a varios receptores con sus direcciones de correo electrónico “a la vista” (ya sea en el apartado de “Para”, o en el de “CC”) es sancionable, al vulnerar la normativa española de protección de datos. Siempre deberán ponerse las direcciones en el apartado “CCO”.

Y no es necesario que sean 408, 250 ó 583 direcciones, como es el caso de estos 3 procedimientos sancionadores que no “rescatamos” de tiempos remotos: son Procedimientos Sancionadores de la AEPD de este mes de Junio de 2014: http://goo.gl/BHrCtg  http://goo.gl/Qtsy3D  http://goo.gl/NcDDBs  Con que sea más de una dirección de correo “a la vista”, el hecho es sancionable por “vulneración del Deber de Secreto

Art. 10 de la Ley Orgánica 15/1999 de protección de datos

‘El responsable del fichero y quienes intervengan en cualquier fase del tratamiento de los datos de carácter personal están obligados al secreto profesional respecto de los mismos y al deber de guardarlos, obligaciones que subsistirán aun después de finalizar sus relaciones con el titular del fichero o, en su caso, con el responsable del mismo.’

El incumplimiento del deber de secreto puede ser constitutivo de una sanción leve, en los términos del artículo 44.2.e), o de infracción grave de acuerdo con lo previsto en el artículo 44.3.g) en virtud del cual, ‘La vulneración del deber de guardar secreto sobre los datos de carácter personal incorporados a ficheros que contengan datos relativos a la comisión de infracciones administrativas o penales, Hacienda Pública, servicios financieros, prestación de servicios de solvencia patrimonial y crédito, así como aquellos otros ficheros que contengan un conjunto de datos de carácter personal suficientes para obtener una evaluación de la personalidad del individuo.’

La vulneración del deber de guardar secreto sobre los datos de carácter personal especialmente protegidos a que hacen referencia los apartados 2 y 3 del artículo 7, así como de aquellos que hayan sido recabados para fines policiales sin consentimiento de las personas afectadas, puede ser constitutivo de una sanción muy grave en los términos del artículo 44.4.g) de la Ley Orgánica 15/1999.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *