A VUELTAS CON EL CANON DE LA AEDE (o la “tasa Google”)

Con el Canon AEDE o, tasa Google, se pretende que webs que aglomeran enlaces hacia medios digitales paguen una especie de impuesto por hacerlo. Pero MenéameGoogle NewsTwitter y Facebook no serán los únicos afectados. ¿Por qué? Porque el problema reside, probablemente, en cómo se ha redactado el artículo 32, pues no quedan claros los límites y los alcances del canon:

“La puesta a disposición del público por parte de prestadores de servicios electrónicos de agregación de contenidos de fragmentos no significativos de contenidos, divulgados en publicaciones periódicas o en sitios web de actualización periódica y que tengan una finalidad informativa, de creación de opinión pública o de entretenimiento, no requerirá autorización, sin perjuicio del derecho del editor o, en su caso, de otros titulares de derechos a percibir una compensación equitativa. Este derecho será irrenunciable y se hará efectivo a través de las entidades de gestión de los derechos de propiedad intelectual.”

Por lo tanto, la ley permite que cualquier página web en España o cualquier servicio en internet (como una app del tipo Flipboard, o servicios como Feedly, el lector de feeds RSS, en teoría) puedan estar sujetas al canon. Es más, en el caso de que tengas un blog, te hubiera gustado un artículo o noticia publicada en un diario digital, que lo enlazaras en tu blog e  hicieras un comentario: podría ser suficiente para que tuvieras que pagar el canon; y es que -dice la Comisión de Cultura- si enlazas y no pagas, entonces el autor (o el medio de comunicación) pierde el derecho a explotar su obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *