DISPOSITIVOS ELECTRÓNICOS PROFESIONALES, TELETRABAJO Y SALARIO EN ESPECIE

Según diversas noticias publicadas en medios de comunicación,  desde los Ministerios de Trabajo y Hacienda se están remitiendo a las empresas actas relativas a la regularización de cuotas vinculadas al pago de salario en especie. Dichas actas entienden que la entrega al empleado de móviles y portátiles por la empresa para la realización del trabajo a distancia, forma parte del salario, ya que constituye un pago en especie. De no considerarse así, la empresa debe justificar el motivo por el que no debe calificarse como salario la puesta a disposición del empleado de dispositivos electrónicos.

La principal justificación que puede esgrimirse para negar el carácter salarial de dicha supuesta retribución en especie es que, el bien aportado al trabajador, no es utilizado con fines particulares.

Es por ello por lo que, sin ahondar en los aspectos relativos al derecho laboral y la gestión de recursos humanos que supone esta interpretación de las autoridades, en Logic Data Consulting seguimos considerando que, bajo la perspectiva de la protección de datos personales y derechos digitales, este es uno de los motivos fundamentales por los que es necesario regular el uso de los equipos y dispositivos electrónicos que la empresa pone a disposición de sus empleados. De esta forma podrá establecerse documentalmente, entre otros muchos aspectos, la finalidad exclusivamente profesional (o no) de dicho uso.

Esta regulación debe articularse mediante la redacción de unas políticas de uso de los recursos tecnológicos, incluyendo el software y aplicaciones instalados y, en su caso, la gestión de redes sociales por parte del departamento de marketing (e incluso de los empleados, cuando mencionen explícitamente a la empresa y/o publiquen en su nombre en plataformas profesionales como LinkedIn).

En este sentido, en el caso de que exista la modalidad de trabajo a distancia, podríamos requerir de regulación a tres niveles:

  • Políticas de Recursos Tecnológicos cuando el trabajo se realice de forma presencial y, esporádicamente, a distancia.
  • Políticas de trabajo a distancia cuando éste se dé de forma continuada.
  • Regulación de los derechos digitales.

Si su empresa tiene pendiente regular cualquiera de los aspectos relativos al uso de recursos tecnológicos, trabajo a distancia y derechos digitales en el ámbito laboral, no dude en consultarnos para que redactemos la Política correspondiente.