HACER DE “MULA” NO MOLA Y, ADEMÁS, ES UN DELITO.

Como dicta el sentido común, nadie regala nada por nada, y menos sin esfuerzo y a un desconocido.

Los caminos para blanquear dinero, de origen ilegal, a menudo se transitan utilizando  “mulas”.

¿Y qué se entiende por una “mula” en el ámbito de blanqueo de capitales?. Una “mula” es alguien que transfiere -generalmente a otros países- dinero de origen ilegal, que él recibe previamente de un tercero en su cuenta corriente, a cambio de una comisión por hacerlo (le ingresan, p.e, 3.000€, para que él transfiera 2.910€, con lo que obtiene una ganancia -“sin ningún esfuerzo”- de 90€).

¿Y cómo contacta este tercero con la posible “mula”?. Generalmente vía e-mail, con mensajes en grupos cerrados de redes sociales, por WhatsApp y otras aplicaciones de mensajería instantánea, y casi siempre con apariencia de “ofertas de trabajo” (incluso “copiando” el sitio web de una empresa real, con una dirección URL parecida a ésta).

¿Quiénes son los “candidatos preferidos a muleros” que buscan estas organizaciones criminales?. Preferentemente personas recién llegadas a un país, desempleados, estudiantes y personas con dificultades económicas, con una franja de edad de 18 a 34 años y, preferentemente, hombres.

Desconfía si:

  • Recibes comunicaciones de desconocidos con la promesa de “dinero fácil”.
  • Recibes ofertas de trabajo con salarios elevados, sin tener que dedicar demasiado esfuerzo, y en los que no se necesita ni experiencia ni cualificación profesional ni académica.
  • Son ofertas de trabajo que no describen qué es lo que vas a tener que hacer, pero sí que debes tener y utilizar una cuenta bancaria; y que buscan “agentes locales” para que actúen en su nombre.
  • El contacto con este “empleador” es siempre vía “on line”.
  • Generalmente, el redactado de las comunicaciones es incorrecto gramatical y ortográficamente.

Ante estas posibles situaciones… ¿qué hacer?.

  • No contestes ni hagas “clic” en ningún link.
  • Trata de informarte de la empresa que ofrece este “trabajo”.
  • Jamás des los datos de tu cuenta corriente, salvo a conocidos o a personas de confianza.

Si, pese a todo, crees que te están utilizando como “mula”, contacta con tu banco, haz la denuncia y deja de transferir dinero inmediatamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.