“CASO RATO”: Nuevas imputaciones

El juez imputa al presidente de Publicis y a dos altos directivos del grupo. Les atribuye delitos contra la Hacienda Pública, de blanqueo de capitales y de corrupción entre particulares, los mismos que a Rodrigo Rato. Sus empresas diseñaron la campaña de la salida a Bolsa de Bankia. Entre los nuevos imputados se encuentra, además, el consejero delegado de Zenith, Fernando Rodríguez, y el ex trabajador del grupo Fabrizio Bini.

El juez investiga varios contratos de las dos empresas con Bankia en la época en la que Rato era su presidente, porque pagaron presuntamente comisiones por importe de más 800.000 euros a cambio de la publicidad de la entidad y más de la mitad de esta cantidad se derivó a la empresa Kradonara, propiedad del ex director gerente del FMI.

Desde Publicis y Zenith informan que los directivos imputados han concretado ante el juez que ambas compañías fueron seleccionadas en el concurso organizado para desarrollar las campañas de Bankia siguiendo un procedimiento que se ajustó plenamente a los requisitos y condiciones fijadas. La presunta comisión irregular acabó en las arcas de Kradonara, de la que Rato es “el beneficiario último” a través de la sociedad británica Vivaway, y, según los indicios, fue ingresada por Albisa SL, compañía de otro de los imputados, el presunto comisionista Alberto Portuondo.  Albisa fue, según el juez, “artífice de la obtención de Bankia como cliente” para las empresas publicitarias para las campañas para dar a conocer la nueva marca y su salida a Bolsa.

La sociedad Kradonara, de escasa actividad y constituida en 2001, cambió radicalmente a partir de 2011, en que pasó a dedicarse a la prestación de servicios de consultoría, empezando a recibir grandes cantidades de divisas, que el magistrado cifra en 6,5 millones de euros, y que proceden de transferencias de tres empresas, la británica Vivaway, la panameña Westcastle Corporation y Red Rose, radicada en Bahamas. Esta primera línea se cruza con una segunda en la que aparecen dos empresas de publicidad que disfrutaron de contratos con Bankia durante la presidencia de Rato. Esta empresa encabeza la tercera línea de investigación. El juez asegura que recibió no sólo el dinero de las comisiones de los contratos publicitarios sino un millón de origen desconocido remitido por Kradonara y Vivaway, otros 100.000 euros procedentes de Telefónica e “ingresos defraudados a Hacienda procedentes de la asistencia de Rato a congresos y conferencias”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.