ESOS TRABAJOS “SIN COMPLEJIDAD” OFRECIDOS POR INTERNET

La Audiencia Provincial de La Rioja pide penas de cárcel para un hombre y una mujer (tres años para cada uno) por presuntamente blanquear dinero, que era robado de cuentas bancarias de terceras personas a través de Internet y desde Ucrania.

Los hechos se remontan a 2012, después de que el acusado aceptara un supuesto trabajo ofrecido a través de Internet (logró un supuesto contrato como vendedor de pienso para ganado). El fiscal asegura que el trabajo solo consistía en recibir dinero de transferencias bancarias en una cuenta abierta por él, cuyos importes procedían de terceros y se obtenían a través de mecanismos ilícitos de manipulación de ordenadores con la que accedían a datos y claves bancarias de las víctimas. Una vez recibía las transferencias, el acusado debía remitir su importe al extranjero. Recibió tres transferencias: una de Granada (de 2019€) que el acusado se quedó íntegramente; otra de Getafe, por 2.220€, que envió a un domicilio de Ucrania; y de Logroño, por 1.400€.

 La mujer, de 46 años y sin antecedentes penales, contactó con una empresa cárnica a través de otro portal de ofertas de trabajo en Internet y aceptó un empleo que consistía en sacar dinero de una cuenta bancaria y enviarlo a una dirección de Ucrania. Recibió casi 6.000€ de una cuenta de un hombre de Logroño -el mismo cuyo dinero había ido a parar al otro acusado- y ella lo reenvió a dos personas en Ucrania, salvo 251€.

 El fiscal acusa a estas dos personas de un delito continuado de blanqueo de capitales, aunque alternativamente considera que los hechos pueden ser considerados un delito continuado de estafa. Solicita tres años de cárcel para cada uno (si el delito es blanqueo) pena que se rebajaría en medio año de prisión para cada uno si se considera estafa.

 Les reclama, además, unos 22.000€ de multa y 11.600€ de indemnización para la entidad financiera implicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.