COMPLIANCE: RESPONSABILIDAD PENAL DE LAS PERSONAS JURÍDICAS EN LA REFORMA DEL CÓDIGO PENAL

COMPLIANCE

A modo de primer avance, éstas son algunas de sus concreciones:

1- La responsabilidad penal queda limitada a las personas jurídicas, sólo a los supuestos en los que el incumplimiento del deber de vigilancia haya tenido carácter ”grave” (en el caso de delitos cometidos por sus dependientes cuando existe una infracción del deber de supervisión sobre los mismos).

2- El que se cuente con un programa de prevención (programa de compliance penal), que puede conducir a una reducción significativa del riesgo de comisión de delitos, puede ser causa de exención de la responsabilidad penal de la persona jurídica; pero habrá que tener en cuenta los requisitos que deberá cumplir ese modelo:

-Identificar las actividades en cuyo ámbito puedan ser cometidos los delitos que deben ser prevenidos.

-Establecer los protocolos o procedimientos que concreten el proceso de formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y de ejecución de las mismas con relación a aquéllos.

-Disponer de modelos de gestión de los recursos financieros adecuados para impedir la comisión de los delitos que deben ser prevenidos.

-Imponer la obligación de informar de posibles riesgos e incumplimientos al organismo encargado de vigilar el funcionamiento y observancia del modelo de prevención.

-Establecer un sistema disciplinario que sancione adecuadamente el incumplimiento de las medidas que establezca el modelo.

-Realizar una verificación periódica del modelo y de su eventual modificación cuando se pongan de manifiesto infracciones relevantes de sus disposiciones, o cuando se produzcan cambios en la organización, en la estructura de control o en la actividad desarrollada que los hagan necesarios.

3- Se prevé la existencia de un órgano de supervisión y control (compliance officer) del modelo de prevención implantado.