CESIÓN DE DATOS DE SALUD SIN CONSENTIMIENTO.

Los hospitales de Fuenlabrada, de Madrid, y el Virgen de la Luz, de Cuenca, dejaron los datos de las listas de espera en manos de clínicas privadas (nombre, apellidos, teléfono y prueba a realizar) para que fueran éstas las que citasen a los pacientes con la promesa de agilizar sus pruebas diagnósticas. Esa cesión se realizó sin consultar a los interesados. Lo mismo sucede en otras comunidades (en el hospital Reina Sofía, de Murcia, una empresa de ortopedia intenta vender prótesis a los pacientes, desde las propias habitaciones del centro, antes incluso de que éstos tengan los resultados de las pruebas diagnósticas).

La transferencia de este tipo de datos sólo es lícita “con el consentimiento del particular o si existe algún régimen contractual que lo ampare”.

El uso ilícito de datos de salud sin consentimiento supone una infracción muy grave de la Ley Orgánica de Protección de Datos.

En casos como estos la AEPD tendría que abrir una investigación, ya sea de oficio (porque el hecho es notorio y ha sido reconocido por la Comunidad de Madrid; también la de Castilla-La Mancha ha reconocido irregularidades) o por las múltiples denuncias recibidas. La AEPD ha confirmado que ha iniciado actuaciones previas de investigación, y que lo ha hecho de oficio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.