RESUMEN NOTICIAS ENERO 2014

PRIMERA SANCIÓN DE LA AEPD A DOS WEBS ESPAÑOLAS POR VIOLAR LA NORMATIVA SOBRE ‘COOKIES’. De acuerdo con la resolución de la Agencia, los sitios web sancionados no informaban de qué cookies utilizaban, no definían qué son, ni el tipo utilizado, ni la procedencia, sino que se referían de forma vaga y genérica a ellas, por lo que las dos empresas españolas titulares de los sitios web fueron sancionadas 3.000€ y 500€ respectivamente por infracción del artículo 22.2 de la LSSI. 

FRANCIA TAMBIÉN MULTA CON 150.000€ A GOOGLE POR INCUMPLIR LA LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS. Después de la sanción de la AEPD por valor de 900.000€, Google vuelve a ser sancionada; esta vez por la Comisión de Informática y Libertades francesa al no ajustar sus sistemas de almacenamiento de información a las leyes locales. Entre otras infracciones, la CINL señala que Google no informa suficientemente a los usuarios, ni solicita su consentimiento para, por ejemplo, el uso de las cookies, cosa que ha llevado a la imposición de la mencionada sanción.

LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE PALMA DE MALLORCA CONDENA A FRANCE TELECOM ESPAÑA POR VULNERAR LOS DERECHOS FUNDAMENTALES A LA PROTECCIÓN DE DATOS Y AL HONOR DE UNA PERSONA. France Telecom cedió los datos de una persona a los ficheros de morosos de Asnef y Badexcug, asociándolos a una deuda incierta de 268,81 euros por tres facturas de línea de teléfono impagadas. La Audiencia entiende que France Telecom no empleó la diligencia debida, lo que originó un tratamiento de datos sin consentimiento de su titular al que asoció una deuda no existente y cuyos datos remitió a los ficheros de morosos, lo que supuso su vulneración de su derecho al honor fijando una indemnización de 12.000€.

LA SALA DE LO CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO DE LA AUDIENCIA NACIONAL  HA ANULADO LA OBLIGACIÓN DE QUE LOS VIGILANTES DE SEGURIDAD PRIVADA DEBAN IDENTIFICARSE CON SU NÚMERO DE DNI: Los magistrados de la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo han anulado en consecuencia la orden emitida en febrero de 2011 por el Ministerio del Interior  sobre personal de seguridad privada, que estableció que el número de tarjeta de identificación profesional debía coincidir con el número de DNI o con el Número de Identificación de Extranjero, al entender que supone una infracción del deber de secreto amparado por la legislación de protección de datos.